Cuidados y Enfermedades

Cuando hablamos de enfermedades en los Pastores Alemanes la primera enfermedad que se nos viene a la cabeza es la Displasia de Cadera. No es que solo sea una enfermedad que afecte a esta raza sino que a lo largo de los años la cría incontrolada de pastores alemanes a ocasionado unas malformaciones que se han ido heredando.

¿Todos los pastores alemanes tienen esta enfermedad? para nada, pero para evitar que nuestro perro tenga esta enfermedad deberemos estar muy seguros de su pedigrí. Saber de donde viene y si sus antecesores han sufrido esto nos servirá para estar tranquilos. Esto no asegura que nuestro perro no la contraiga, pero si que su porcentaje de sufrirla se reduce.

¿Que es la Displasia de cadera? Para empezar es una enfermedad hereditaria progresiva que como dice su nombre afecta a la cadera ocasionando anomalías que impiden la movilidad del animal en cuestión. Según los estudios realizados parece ser que la incidencia en animales de mayor envergadura su porcentaje es mayor.

Mi perro es adulto y sus antecesores no tuvieron la enfermedad ¿puede contraerla?
Bien como he dicho esta enfermedad es hereditaria en el mayor de los casos, pero existe posibilidad de contraerla. Aunque estas posibilidades se pueden evitar ya que son producidas por conductas abusivas de los dueños. Para evitar estas posibilidades de contraer la enfermedad bastara con seguir con unas normas básicas.

  1. Deberemos proporcionarle una buena alimentación. Un peso excesivo en nuestro perro hará que tenga una mayor probabilidad de sufrirla.
  2. Un exceso de ejercicio es también una de las circunstancias a evitar sobre todo en una edad temprana.
  3. El tercer caso que han descubierto tiene que ver con una alteración de las hormonas pero para este caso no existe (al menos yo desconozco) tratamiento.

¿Como puedo saber si mi Pastor Alemán la sufre? En este caso los síntomas son muy variados. Nuestro perro puede tener desde una cojera, dificultad para subir escaleras, se tambalea de un lado a otro, tiende a dar saltitos, calambres, mal temperamento, dolor al acariciarle, etc. Son muchos los síntomas que producen esta enfermedad, mi consejo es que cuando veas algo raro en su comportamiento acudas a tu veterinario, él te dirá lo que en realidad le sucede.

Enfermedades del Pastor Alemán

La Rabia: Sus síntomas pueden ser poco visibles al principio, entre estos podemos encontrar como el ladrido es distinto, cambio de personalidad sin convertirse en agresivo (al menos al principio), parálisis en la garganta que le impiden tragar. Pero lo peor es que hasta que se dan estos indicios el perro infectado puede transmitirla con la saliva, Una vez contraída la probabilidad de curarse es nula.

La Tos Perruna: Para empezar no es una enfermedad letal, esto tenerlo muy en cuenta, lo que si resulta es muy molesta para nuestro perro. Los principales síntomas son la de toser cada vez que se toca o tocamos su garganta. Existe vacunación para acabar con todos los síntomas. Lo peor de esta enfermedad no es la misma sino más bien las complicaciones como neumonías. Acude a tu veterinario si ves algún síntoma que te haga pensar que puede tener esta enfermedad.

El Moquillo: Sus principales síntomas son diarrea, temperatura alta, vómitos como síntomas visibles aunque es muy probable que no se muestren hasta años más tarde. Mientras tanto el virus ya habrá invadido la medula espinal y el cerebro sometiendo a nuestro perro a graves síntomas nerviosos como parálisis o espasmos. Estos síntomas pueden tratarse aunque no todos los perros responden adecuadamente al tratamiento por lo que la única solución es la de sacrificarlo.

Leishmaniosis: Esta enfermedad es transmitida a nuestro perro a traves de la picadura de un mosquito infectado por la enfermedad. Sus sintomas son la perdida de pelo, perdida de peso, caspa y heridas en parte de su piel. No es una enfermedad que se transmita a los seres humanos y es curable. La forma de prevención es mediante collares antiparasitarios y sprays dado que no existe vacuna para prevenirla.

Parásitos en el Pastor Alemán

Las pulgas: Por muy cuidado que tengamos nuestro perro nunca estará a salvo de estos parásitos que pasan de un perro a otro de una manera muy rápida. Lo mejor para combatirlas es disponer de un collar antipulgas o de sprays. No es que sean de mucha utilidad los collares (si los habéis tenido los sabréis bien) pero en algo ayudan.

Las Garrapatas: De los parásitos más indeseables y peligrosos para la integridad y la salud de nuestros animales. Al extraer la sangre de nuestro perro les puede transmitir enfermedades muy peligrosas. Eso por no hablar de la perdida de pelo en la zona o zonas donde se alojen. Suelen estar en otros animales como ovejas, vacas, mascotas mal cuidadas o abandonadas, incluso por hierbas o lugares por donde estos pasen. Son difíciles de evitar, lo mejor es una vez comprobado que nuestro perro tiene una acudir al veterinario.

Los piojos: Parásitos chupasangre que se albergan en el pelaje de los animales. Normalmente con un collar o la vacunación se combaten fácilmente los principales problemas que dan (en adultos) son pequeñas perdidas de pelo con alguna lesión. Eso sí, prestar mucha atención cuando nuestro pastor alemán es un cachorro.

Una buena salud en nuestro perro pasa por un control veterinario adecuado. Por eso lo mejor que puedes hacer para que tu Pastor Alemán se mantenga en buenas condiciones de salubridad pasa por seguir un control periódico en manos de un profesional.

PUBLICIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *