¿Como hacer que nuestro Pastor Alemán nos respete?

Para conseguir una respuesta a esta pregunta deberemos fijarnos en la naturaleza. Muchos tratamos a nuestra mascota como si fuera una persona, y no lo es, es aquí donde empieza nuestro gran error. Y es que si nos fijamos vemos como la mayoría de animales basa su supervivencia en una vida en manada, donde podemos ver como un líder es el que va marcando las pautas a seguir por todos los demás animales. En este sentido me da igual hablar de leones, cebras o perros. Por ello, para poder conseguir que nuestro perro nos respete deberemos convertirnos en el líder, algo que much@os olvidamos, prevaleciendo él sobre nosotr@s.

pastor-aleman-respeto

¿Como podemos conseguir en el día a día que nos respete? En teoría es bastante simple pero en la practica es otra cosa muy distinta. Normalmente por vagancia, cansancio o simplemente porque nos resulta lesivo actuar de cierta forma con nuestro perro vamos consiguiendo que él se convierta en el líder de la “manada”, entendiéndose manada como nuestra familia. Pero si queréis que vuestro pastor alemán os respete os pondré una serie de pautas, que como he dicho son muy fácil en la teoría pero complicadas sino ponemos de nuestra parte.

Para empezar deberemos entender que nuestra misión será convertirnos en los lideres de la manada. Esto significa que todo lo que se vaya a realizar debe empezar y acabar por nosotros. Cualquier acción cotidiana nos pondrá a prueba por eso debemos estar siempre en constante atención para revertir la situación a nuestro favor. Con estas premisas os pondré una serie de consejos muy sencillos para ir ganándonos ese liderato.

  • Tanto en la salida al paseo como en el paseo con correa él debe permanecer siempre detrás nuestro. Esta pauta la tendremos muy en cuenta a la hora de salir o entrar por las puertas de nuestra casa, dicha acción deberemos encabezarla siempre nosotros.
  • Uno de los mayores errores que cometemos es dejarle que duerma en sitios que sean de paso, pasillos, puertas, patios, etc así como en los lugares de descanso. Esto conseguirá que él nos tenga que ceder el paso dándole el liderato a él. Por ello evitaremos todas estas circunstancias.
  • Nosotros siempre deberemos mandar por eso cuando queramos acariciar o jugar con él no deberemos ser nosotros los que acudamos a donde este sino que lo llamaremos y cuando venga jugaremos y lo acariciaremos. Y solo nosotros decidiremos cuando se acaba esto.

Estas tres pautas serán suficientes para conseguir que nuestro pastor alemán nos respete. Pero claro, y aquí prestar mucha atención, para conseguir que haga cualquiera de las tres pautas anteriores nunca deberemos ni gritar ni golpearle. Seguramente si hagáis esto consigáis que haga las cosas pero nunca será por que os considere un líder sino más bien os tendrá miedo. Para evitar esto debemos ser firmes y enérgicos evitando cualquier signo de excitación.

A lo largo del día habrá muchas situaciones en las que nos ponga a prueba. Pero sabiendo como desarrollar las tres pautas anteriores de la forma correcta conseguiremos que nuestro pastor alemán nos respete.

PUBLICIDAD

This entry was posted in Blog. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *